viernes, julio 28, 2017

Algunos medios en TV...

La señorita que da las noticias en TV se apanica porque una bola de policías violentos agarraron a patadas y madrazo limpio a un joven venezolano, "le dieron patadas en el rostro", afirma escandalizada... Segurito recién ingresó a la televisora en la que trabaja y no se ha enterado de que nuestros "polecías" hacen lo mismito con la gente que se manifiesta y que, incluso, hasta los mata con balas de goma o con balas de devis como en Tanhuato, Tlataya y Acteal, sólo por mencionar de algunos casos. Algunos medios de comunicación padecen también la empinitis aguda. #Ascote

sábado, julio 15, 2017

A Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes, todo se le cae...

A Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes se le cae todo: ¿Recuerdan el satélite Centenario que ni siquiera llegó al espacio exterior? El chistecito del mentado satélite Centenario costó 300 millones de dólares, mismos que se chamuscaron a una altura de 161 kilómetros, antes siquiera de salir de la Tierra. Los sueños guajiros del Secretario de Comunicaciones y Transportes, esos de ofrecer servicios de telecomunicaciones para México y parte de América Latina, se esfumaron tal y como lo que eran, sueños guajiros de un Secretario que no da pie con bola en cada una de las obras que emprende y que, al final, terminan en pérdida y en el peor de los casos, en tragedia.
Al parecer, Ruiz Esparza es muy dado a culpar a todo mundo de su incapacidad al frente de la SCT, ya que, cuando el satélite Centenario cayó, culpó a los riesgos de la era espacial (ja!) y recomendó que "tenemos que aprender a convivir con los riesgos que no son extraños en esta industria". Fernando de la Peña Llaca, presidente de la Agencia Espacial Mexicana (AEM) comentó en ese entonces que había sido un "error" el haber contratado a la empresa rusa proveedora del servicio de lanzamientos International Launch Service (ILS) ya que tenía antecedentes de accidentes; pero esto al Secretario de Comunicaciones y Transportes le valió cacahuate y en 2012 contrató el servicio de esa empresa, argumentando que, de no haberlo hecho, hubiera costado una pérdida de 60 millones de dólares (si observa usted, una cantidad menor a la reflejada como pérdida del mentado satélite: 300 millones de dólares). Pero para Ruiz Esparza la pérdida no importa, el tipo siempre se confía; en ese entonces argumentó que el cohete viejo actualizado, con un historial de fallos, estaba ultramegaasegurado y que no habría problema.

Así como el historial de fallos de aquel cohete viejo actualizado se encuentra actualmente Gerardo Ruiz Esparza al frente de la SCT: muchas fallas y, al final, el presidente Peña Nieto no decide en removerlo de sus funciones. Es conocido y sabido que Ruiz Esparza se lava la culpa en excusas, y que es muy dado a contratar empresas patito para llevar a cabo sus "grandes obras de comunicación y transporte", mismas que, por culpa de la lluvia, de la basura, de los riesgos de la era espacial, se vienen para abajo. Por cierto, ¿alguien sabe algo de las empresas Consultora Mexicana de Ingeniería y Desarrollo Integral y Productividad Empresarial?, ambas empresas fueron las encargadas de llevar a cabo el proyecto ejecutivo y la inspección en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca y ambas, hasta el momento, se han hecho ojo de hormiga. Así las cosas con las empresas patito que contrata Ruiz Esparza, caray. (SSR- Letras al Minuto de Sonia Silva-Rosas)

viernes, julio 14, 2017

Letras al Minuto
Sonia Silva-Rosas

Lo ocurrido en el Paso Exprés México-Cuernavaca, que cobró la vida de dos personas, deja al descubierto la posible corrupción en la construcción de dicha obra víal. ¿Las demás autopistas, tan vitoreadas y anunciadas con bombo y platillo, también darán víctimas mortales? 
Los argumentos que Gerardo Ruíz Esparza expresa al momento de que tanto la sociedad como los medios de comunicación le cuestionan la pésima y endeble construcción en una de las vías de comunicación más importantes, sólo reflejan irresponsabilidad y omisión por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ante estos hechos y reclamos. 
Ruíz Esparza pretende deslindarse de toda responsabilidad; sus explicaciones no alcanzan para convencer a la ciudadanía. 
Carlos Augusto Morales, dirigente nacional de Somos Más, comentó que las respuestas que el titular de la SCT proporciona sólo hablan de su corresponsablidad y por ello, añadió Morales, no sólo basta con la renuncia de Ruiz Esparza, sino también es necesario un proceso administrativo y judicial. 
Morales afirma que la SCT ya tenía conocimiento de las irregularidades en dicha obra, pero ni Ruiz Esparza ni la SCT actuaron, por lo que a todas luces se trata de omisión o negligencia. 
“No es posible que la ciudadanía, sin conocimientos mayores, se diera cuenta de las fallas en la construcción que ya predecían un derrumbe, no así los arquitectos e ingenieros que participaron en la obra”, añadió Morales López.
La pregunta ahora es: ¿Cuántas vías de comunicación, de ésas que se encuentran en vías de construcción, colapsarán debido a la pésima calidad?

sábado, noviembre 26, 2016

Gustavo


Se quedó ahí parado. Había caminado varias calles batallando con el diablito que le habían prestado para ir a buscar trabajo. Pinche diablito, se decía mientras se rascaba la nuca y sentía cómo la mugre de días se apelmazaba en sus uñas, no ta muy bueno que digamos. ¿Qué le costaba a este cabrón decirme que una de las llantas está jodida? ¡Chingados, pinche gacho!, y Gustavo siente, entonces, cómo los rayos del sol comienzan a brincarle en la cara, cómo el sudor le pica en la espalda; cómo el calor baja por su trasero y las piernas y, entonces, percibe su fetidez de días, de semanas; y le pican las horas sin agua en las piernas y los brazos. ¡Chingado!, dice de nuevo, igual y no encontraré algo, y luego con este pinche diablito cojo; y el semáforo pasa de rojo a verde y él no avanza, permanece ahí, ensimismado, aferrado al diablito azul cojo; con la vista resbalando sobre la calle de Jalapa, con la nariz atenta al puesto de tacos de carnitas de la calle de Puebla; con los ojos atentos en las nalgas de una chica que menea las caderas al atravesar la calle. Los autos se detienen. El semáforo en rojo. El olor a carnitas combinado con la hediondez de su carne (y vaya que ese nauseabundo olor se las ingenia para delatar a quien no se ha lavado las verijas durante semanas, para delatar un culo sucio y unas sobacos sudorosos). Se talla los ojos, intenta limpiar el sudor que escurre por su cara; pica, el sudor en sus pupilas, arde. Sudor y mugre en su mirada; fétido aroma en la nariz y en la boca se le hace agua la lengua con el aroma a comida. A su lado la gente camina, cruza la calle… algunos corren, le empujan en su camino, y él ahí, en la esquina de Jalapa y Puebla, apretando los fierros de un diablito azul cojo, descubre de pronto que su zapato derecho tiene un agujero nuevo; levanta la vista y se asegura que nadie encuentre ese abismo que delata su miseria: hoyo irremediable de su pobreza. No, pos no, así menos encontraré trabajo. Esconde el zapato, se aferra al diablito cojo; el semáforo de nuevo en verde y sus ojos ahora corren hacia Insurgentes. No, mejor me regreso, segurito nomás le voy a hacer al pendejo. Mejor me regreso y veo la manera de tapar este pinche hoyo del zapato. ¡Chingada madre, así no le dan trabajo a uno; y luego este pinche diablito…! Semáforo de nuevo en rojo. Indecisión. Voy o no voy. Mira el semáforo que continúa en rojo. Suda. Hiede. Le pica la mugre de su cuerpo. Los tacos de carnitas le entran por la nariz y apuñalan su intestino. Babea. Se limpia la boca y su lengua percibe ese sabor a sal mugre. Voy o no voy… ¡Naaa, ya mañana Dios dirá!

Semáforo en verde y, Gustavo, rumbo a la Glorieta de Insurgentes… 

DR. 

sábado, enero 02, 2016

Como es arriba, es abajo: el Universo y el Ser conectados por la Física Cuántica

Como es arriba, es abajo. Si partimos de esta premisa podemos entender que el Universo y el Ser se encuentran íntimamente conectados. Tal vez hemos tenido frente a nosotros, todo este tiempo, esas respuestas que hemos estado buscando y que, sin embargo, ya sea por suma arrogancia o increíble inseguridad, no hemos terminado de aceptar como efectivas.
Sería una terrible omisión intentar siquiera pensar que el Ser carece de semejanza con el Universo, y redundante sería abordar este tema a partir del microcosmos y del macrocosmos. Ya lo decía Pitágoras, quien construyó una teoría de armonía universal entre las matemáticas, la música y los astros, cada uno una expresión a diferente nivel de un mismo código universal: el mundo es una sinfonía entre el Gran Hombre (el Universo) y el Pequeño Hombre (el Ser Humano).
Jay Alfred afirma que el universo es una especie de inmenso cerebro que trasmite información entre cada una de sus partes y el cerebro humano es un reflejo de este cerebro cósmico al cual se conecta en perpetua retroalimentación.
“Las galaxias visibles en el universo no están aisladas ni desconectadas, sino que están entretejidas por una estructura o red de filamentos que es la materia oscura que sirve como andamiaje del universo. Esta estructura en forma de red es una característica tanto de la materia oscura como del plasma magnético. La apariencia de esta red tiene un asombroso parecido con una disección del cerebro”, afirma.
Asimismo, Jay Alfred añade que no sólo es la morfología de la estructura del universo a grandes escalas la que es similar al cerebro humano, sino también la fisiología (las funciones). Estos filamentos transportan corrientes de partículas cargadas (iones) a lo largo de grandes distancias que generan campos magnéticos, al igual que una fibra nerviosa, y forman circuitos, al igual que los circuitos neuronales en el cerebro.
“El alto grado de conectividad es lo que distingue al cerebro de una computadora ordinaria. La conectividad también es notable en la red cósmica. Las galaxias se forman cuando estos filamentos se cruzan entre sí. Un cúmulo (nexus) de filamentos provee la conectividad para transferir no sólo energía sino información de un núcleo galáctico a otro”, explica Jay Alfred y añade que, si en realidad estamos conectados al cerebro de la Tierra, que está conectado al cerebro del universo, esto significa que compartimos un cerebro universal que puede tener contacto con el cerebro de otros planetas (o sistemas estelares) que generan sus propias memorias. Las formas de vida inteligente pueden mandar información (con o sin intención) vía el cerebro universal directamente a nuestro cerebro.

Si ponemos atención en cada una de estas observaciones, nos daremos cuenta de que –por tanto- cada uno de los procesos que se producen en el Universo se presentan, de igual manera, en el cerebro del Ser Humano. El cerebro es un espejo del Universo. Ambos, desde su perspectiva de macro y microestructura, están diseñados para procesar información. De esta manera, cada una de las estrellas del universo se representa en nuestro cerebro a manera de neuronas, y cada uno de nuestros cerebros pueden ser todas las galaxias que componen al universo, todas ellas conectadas entre sí, de ahí que se afirme que, en realidad, todos somos uno y, ese uno, conectado de una forma u otra con el universo. (Espera la siguiente entrega). 

2016 En breve fechas de presentación: Cuarto Menguante, mi libro de Poesía


En próximos días informaremos fechas y espacios culturales en los que llevaremos a cabo las presentaciones de mi libro de Poesía Cuarto Menguante. Parte de este libro de poesía se editó en Monterrey, en La Regia Cartonera, ahora presento el libro completo. Pueden seguir mi actividad como escritora: conferencias, cursos, presentaciones, charlas y firma de libros en Facebook, búsquenme como Sonia Silva-Rosas (Escritora). Espero saludarles pronto en persona. 

Poetas Luz desde el Inframundo

Les invito a leerme en Poetas Luz desde el Inframundo
https://luzdesdelinframundo.wordpress.com/2015/03/12/poetas-luz-desde-el-inframundo-sonia-silva-rosas/

México y Argentina, unidas por la literatura

Comparto con ustedes la entrevista que la escritora argentina, Silvia Mabel, me realizó para La Lupa Cultural. Mi agradecimiento a Silvia por la oportunidad.

http://www.lalupacultural.com.ar/revistas-anteriores-2/revistas-anteriores-2015/la-lupa-cultural-no-35-julio-2015/letras-sonia-silva-rosas-mexico-y-argentina-unidas-por-la-literatura/